PARAPENTE BIPLAZA EN LA NIEVE

Volar sobre la nieve

Con la llegada de borrascas y bajadas de temperaturas, se facilitan las condiciones para la precipitación de la nieve, especialmente en las cotas más altas de las montañas.
Cuando las cumbres de Tenerife se cubren de blanco, lugares como el Parque Nacional del Teide transforman su paisaje de una forma efímera y nos da la posibilidad de hacer parapente biplaza en la nieve.

Saltar en parapente sobre la nieve

Es común preguntarse si se puede volar en parapente sobre la nieve, la respuesta es sí, y no solo es posible, sino además recomendable cuando se busca añadir otro valor más al placer que ya de por si da volar en parapente.

Despegamos con un parapente biplaza en la nieve

La cumbre de la isla de Tenerife, en el Parque Nacional del Teide, da la posibilidad de hacerlo en las temporadas de invierno cuando se presenta la nieve. Como todo vuelo en parapente, se requiere unas condiciones meteorológicas adecuadas, dirección e intensidad de viento, ausencia de nubes en el entorno de la zona de vuelo… y además en este caso, abrigo extra. Muy importante también son las gafas de sol y la crema solar para protegernos de la reflexión de la luz del sol sobre la superficie blanca de la nieve, tan distinta del color oscuro del terreno propio de este lugar.

El preámbulo del despegue sigue los mismos pasos que otros vuelo en parapente, pero a nadie se le escapa que el escenario nevado invita a entretenerse un rato para jugar y recrear la vista con el excepcional paisaje nevado antes de despegar.

La transformación del paisaje

Desde el aire, todo cambia. Siempre cambia la perspectiva de las cosas desde arriba, pero cuando se vuela en parapente sobre el norte de Tenerife nevado, cambia la percepción del espacio, cambian las referencias de los lugares, las distancias y las alturas  respecto al mismo lugar con su habitual paisaje de volcanes, retamas y pinos, que se hacen casi invisibles bajo el manto de nieve

Al igual que las nieves en las cumbres de Tenerife, las sensaciones de volar en parapente sobre el paisaje nevado del norte de Tenerife se diluyen según avanza el vuelo y nos alejamos de las montañas valle abajo. Es cuando el paisaje se torna progresivamente a su estampa habitual, el verde del monte bajo, las medianías y la costa del norte de Tenerife que invita al baño. Es el contraste de la isla en temporada invernal.


enminubeparapente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat